antoncolonias75

Reyes Magos

Cuando de niño escribía

inocente y precavido

una carta a Baltasar

el rey mago oscurecido,

tras de la puerta escondido,

esperaba ver llegar

los camellos con juguetes.

 

En la carta con membrete

de dirección acertada

regalos solicitaba:

Caballitos de trotar,

veleros que navegaran,

fortuna para mis padres

y amigos con quién jugar

 

Ahora tengo tres amigos

Melchor, Gaspar y el moreno

 

Como sigo siendo bueno

ya no necesitan cartas

para cumplir el encargo

pues conocen mis deseos

al final de éste camino

y cumplen con su trabajo:

dormir en un sueño largo

soñando con los abrazos

de mi padre y de su ausencia

pues no sirven de consuelo,

las lágrimas de mi pañuelo

al no tener su existencia

 

JSS

(Antóncolonias)

Safe Creative

 

 

 

 

 

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.