mabel puertas

II

Cantar es algo sublime
la voz dulce me estremece
es mi garganta que gime,
es mi alma que entristece.

Cada cuerda en la guitarra
toca el corazón muy fuerte,
canta el sinsonte, desgarra,
la mañana se estremece.

Ay Cuba que sí, que sí,
como te siente mi alma
como decirte que aquí
siento en tu tierra la calma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.