Ariello

El año que se termina (regresivo)

 

 

El año que se termina

nos deja el grato recuerdo,

el malo se difumina,

con esto el año declina

y en su festejo me pierdo.

 

Celebro comiendo cerdo

son clásicas realidades,

cuando el pernil bien lo muerdo

seguro que yo me acuerdo

de todas mis amistades.

 

Retengo allí las bondades

que en el espejo me veo,

condeno si hay falsedades

acierto con las verdades

verdades que yo poseo.

 

Un feliz año preveo 

mis versos son los testigos,

que el próximo sea un recreo

de letras, es mi deseo

mis buenos, caros amigos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.