ricardoventura

Mamá

 

 

No recuerdo la primera vez que te vi, pero de verdad que tan bien tengo plasmada en mi mente cada tierna sonrisa que de tu boca hacia mi alma salía, también esos abrazos infinitos en momentos de tristeza, los besos maternos que recibí son inexplicables, tienen en su esencia la mayor expresión de amor que hay en el universo.

 

 Tu madre mía, reina de mi corazón y doncella de mis sueños, eres sin duda alguna la persona que más amo, que más siento y en definitiva que más admiro, te veo con ojos de felicidad, debido a que la imagen que se refleja en mis pupilas es la de la mujer más hermosa del mundo, a veces me siento indigno de tenerte, pienso de verdad, que al mismísimo Dios le causo envidia, ya que tengo la posibilidad de recibir cariño del más hermoso ángel creado en el cielo, y ese eres tu madre mía, reina de mi corazón y doncella de mis sueños.

 

Hoy espero con estas indignas letras decirte que te amo madre, que no eres todo para mi, ERES EL TODO DE MI. Te juro madre que haré todo lo posible para devolverte toda la alegría que me has dado y día a día me das, quiero que en un futuro cuando me pregunten quien soy yo, decir : " soy el producto de lo más hermoso, con lo más espléndido" y mencionar que esto en lo que me he convertido, no es gracias a mi, es el resultado, de incontables abrazos, infinitos besos e inexplicables sonrisas. Quiero decirte gracias no por ser la mejor mama, solo por ser tu, por ser tan tranquila, amorosa, tierna, y angelical, por amarme como tu, de una manera perfecta, de una forma que solo Dios puede saber.

 

Te amo ! madre mía, reina de mi corazón y doncella de mis sueños, quiero abrazarte y sentir que de nuevo estoy en tus entrañas, quiero que me mires y recuerdes al chiquitín de antes, quiero que al leer esto, te des cuenta que el amor que me has brindado sin ningún interés, hoy por medio de palabras vuelve a ti, y de que manera, y con cuanta sinceridad y con el único propósito de hacerte saber todo lo que te quiero. Te escribo con el corazón en la mano, el cerebro en mi pecho y los ojos en mi cabeza, con todo y con más te digo y te seguiré diciendo cuanto te amo Mamá !



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.