Guillermo Contento

Darío

Un día hace años, eras muy pequeño,

decidí contigo compartir mi vida.

Sentí la alegría tanto merecida,

de crecer contigo y de velar tu sueño.

 

Un día hace tiempo, eras muy pequeño,

te enseñé a jugar con jabón y burbujas,

te mostré sincero que no existen las brujas,

y cuidé tus noches con amor y empeño.

 

Un día hace tiempo, eras muy pequeño,

me  llamaste  alegre  con un nombre eterno

y tuve en mi alma el sabor más tierno

porque de ese nombre yo sería el dueño.

 

Hoy quiero que escuches y siempre lo sepas,

que no importa la barba que cubra tu rostro,

el que esté a tu lado seré yo y no otro

aunque sea en desiertos  o heladas estepas.

 

Un día hace tiempo, eras muy pequeño,

en mi alma hiciste tu lugar de asiento

y quise darte todo, hasta el mismo viento,

enseñarte en la vida a realizar  un  sueño.

Comentarios1

  • silvia_dilembo

    ¡Cuánto amor! Incondicional, eterno...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.