Caramelo de Ricina

no recuerdo tu nombre

subí a

tu bote 

pálido 

agrietado

despintado

demandado 

desvelado 

 

tránsito caótico 

por las calles violáceas

de tus escamas 

pavimento de lujo

 

forense en tu cadáver 

de brillo azulado

y risa fluorescente

 

no me prives del dolor 

de cruzarte

de la muerte dulce

en tus remansos 

 

dame agua

antes

dame aire

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.