Dixon Calvo Cespedes

Carta a mi fulana un día antes de viajar



Vos, fulana, y yo fulano
No sabemos lo que es amar
A galerías de improviso
A veranos sin sol;
O lo que es lo mismo
Decir que la Andrómeda galaxia de tus ojos
No es lo mismo sin mis versos,
O viceversa,
Lo primero que ocurra o fallezca.

Y es que el mundo se detiene
Ante nuestros verbos,
Paulatinos, inminentes
Prolíficos
Y ahí, justo ahí
Me descarno, me desdigo
Me desprendo hasta del hielo
Que confabula contra
Todos mis pronósticos
Contra todas mis apuestas
De infertilidad y de miseria.

Y es que vos y yo fulana
Hemos perdido juntos
Hasta el miedo a volar
Sin alas, sin nostalgias
Sin norte fijo
Sin sustancia.

Todo esto, pasajera de mi alma
Fue para contarte
Que gracias al asfixiante aroma
De tu carne,
Y a la inigualable galaxia de tus manos
¡Hoy soy más humano!

Comentarios1

  • Bienvenidos

    Encantadoras líneas...
    Excelentes.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.