rodolfo dondero rodo

A UN AMOR IMPOSIBLE

 

Tu silencio ha encontrado

en el mío, el amor perdido,

ambos, siguen haciendo

lo que nosotros no pudimos.

 

Sigue pasando inadvertido

el tiempo vestido de ausencia

con jaspes de anhelos

de los que el viento es testigo.

 

Hay en el recinto de mis sueños

una ventana que mira al infinito

donde calmada retoza una laguna

que en la noche refleja tu belleza.

 

Me asomo y te veo nacarada

turgentes tus senos sedientos

nadando entre velos de deseo

con el dulce estilo de una diosa.

 

Quiero alcanzarte en el instante

en el que la libido me turba

pero estás lejos y tan etérea

como la desazón que me embriaga.

 

En vano, mis evocaciones,

a los dioses han sido

ante los que florecer hacen virtudes,

en vano, todo control a mis pasiones.

 

Tú me obligas amada

a seguir en este imposible

navío en el que navega

el amor sobre las aguas del Estigio.

 

¡Ay de mí! que sin esperanza

sufrir debe en el alma

la tortura de vivir en el averno

sometido, a las llamas de tu indiferencia.

 

Copyright © Rodolfo Dondero Rodo

27.12.17

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.