Raul Gonzaga

Tarde lluviosa, tarde de pasión

 

Sólo recuerdo esos besos
De esa apasionada entrega,
De esa tarde veraniega
Llena de dulces embelesos;

Los dos estábamos presos
De ardiente pasión tan ciega;
Que lo mismo pide y ruega,
Los senderos más aviesos;

Para nada importaba,
De la lluvia, su presencia,
Su resonancia le daba

Aún más fuerza a la insistencia;
La oscuridad redondeaba
Tal deseo y persistencia…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    No importaba de la lluvia su presencia, su resonancia daba más fuerza a la insistencia la noche aumentaba mi deseo y persistencia...

  • El Hombre de la Rosa

    Junto con tus hermosas letras, te felicito en estas fiestas de entrada del nuevo año 2018...
    Saludos de Críspulo

    • Raul Gonzaga

      El Hombre de la Rosa, uno de los grandes de este hermoso sitio, todos te admiramos y reconocemos tu humildad y sencillez; así como tu hondo altruismo; se te desea lo mejor y mucha salud para que nos sigas compartiendo tanta luz: FELICIDADES, QUERIDO AMIGO...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.