Ramon bonachi

Cincuenta años de silencio.

 

Quisiera contaros la historia de dos Hermanos gemelos.
Como sacado de un cuento , mi abuela "Magdalena" tuvo gemelos en época de posguerra, “mi madre Alba y mi tío Jauma" , hermanos a la vez de Magdalena, una hermana algo mayor que ellos.
De muy pequeños quedaron huérfanos, ( mi abuela murió de un infarto ) y para mas desgracia Magdalena la hermana mayor que los cuidaba murió del Tifus pocos años después.
Mi abuelo, se volvió a casar con una mujer que ya tenia dos hijos de otra relación anterior, como en la Cenicienta, mi madre y mi tío, pasaron las de Cain, pues tuvieron por desgracia una madrastra que abuso de ellos tanto como pudo.
Mi tío fue por decreto ley marginado y convertido en el niño de los recados , mi madre la chacha de sus hermanastros y de su madrastra, en fin podéis imaginaros las penurias y los malos tratos que recibieron ambos mientras los otros dos hermanastros vivían a cuerpo de rey.
A los dieciséis años mi madre se fue de casa , encontró trabajo de enfermera en un sanatorio franquista (La Savinosa) donde residía y cuidaba a niños afectados por las enfermedades de la época, sobre todo , tuberculosis.
Mi tío quedó solo y tuvo que soportar los maltrátos y las humillaciones .Durante unos años los lazos de hermandad se perdieron.
Los dos, cada uno por su lado, consiguieron vencer todas las dificultades , formaron una familia , y durante un tiempo volvieron a tener una relación de hermanos.
Todo funcionaba de maravilla, nacieron los hijos ( tres ,por cada matrimonio ) y el calvario parecía ya lejano, pero mi madre enfermó de Cáncer con apenas treinta y dos años y con pocas opciones de vida.
Con tres hijos pequeños tuvo que volver a batallar está vez con algo aún peor que el maltrato,le atormentaba que sus hijos quedaran huérfanos y pasaran las mismas calamidades que ella.
Fueron varios años de futuro incierto de idas y venidas constantes a clínicas y eso volvió a enfriar la relación con mi tío , aunque nunca dejaron de verse, si que perdieron bastante el contacto .
Al final muy mermada de salud , mi madre volvió a superar otra adversidad ( a lo largo de su vida por cada puerta cerrada , ella abría otra)
Con el tiempo, perdonó a mi abuelo, pero mi tío no, mii abuelo estaba dominado por una mujer, lo estuvo siempre , pero era un buen hombre y mi madre a pesar de todo, nunca dejó de quererlo.
Cerca de los setenta años ,mi abuelo cayo muy enfermo (Cáncer de estómago) mi madre llamo a mi tío por teléfono y le comunico que su padre se estaba muriendo, le pidió que al menos fuera a verlo antes de morir, pero mi tío se negó alegando que su padre hacia muchos años que para él había muerto.
Mi madre no tuvo mas remedio que comunicárselo a su padre y este amenazo con dejar la herencia a sus dos hijastros si no se lo quedaba ella.
Así que opto por aceptar la herencia , quizá fuera un error, o quizá no, pero el hecho es que al enterarse mi tío que su padre lo había desheredado dejo de hablarle y nunca más quiso saber nada de su hermana.
Pasaron los años , mi madre siempre lamento no poder recuperar la relación con su hermano, muchas veces me comentaba:
- Me moriré sin saber nada de tu tío, he vencido todas las enfermedades que he padecido y sin embargo me iré sin el abrazo de mi hermano -
Hoy día de Navidad he subido a dar un beso a mi madre como lo hago cada día, estas son las primeras palabras que me ha soltado nada mas entrar.
- Pasa Ramón, hoy he recibido el mejor regalo de mi vida,, este hombre mayor que ves a mi lado y que se parece tanto a ti, es tu tío Jaime, después de cincuenta años mi mayor deseo se ha hecho realidad -
Durante un instante no he sabido reaccionar, luego me he tirado literalmente a los brazos de mi tío, el cual no paraba de repetir emocionado - lo siento lo siento -
- Ahora ya me puedo morir tranquilo, me he sacado un gran peso de encima -
Dado el tiempo que ha pasado , ha sido de lo mas emotivo ver a dos personas de ochenta años abrazarse de nuevo, y entre lloros y lágrimas besarse como dos niños.
He reído y llorado tantas veces en medio de la conversación que hemos tenido , que he perdido incluso la cuenta, ver a mi madre y mi tío juntos en un día tan señalado como hoy es como el final de un excelente cuento, solo que esto no ha sido un cuento, ha sido una realidad ,
Este milagro ha ocurrido , el 25 de diciembre del 2017.

Comentarios5

  • AZULNOCHE

    Impresionante tu historia y conmovedora.
    No he podido parar de leerla hasta el final.
    Que mejor regalo! !! Que verlos fundidos en un abrazo.
    Gracias por compartir.
    Un saludo afectuoso.

    • Ramon bonachi

      Gracias, ha sido maravilloso ver a dos hermanos abrazarse después de tantos años.un abrazo.

    • Tokki

      Gracias por tan impresionante relato de las vicisitudes más tremendas que se pueden vivir. Un final hasta hoy feliz y merecidísimo.

      Les deseo lo mejor para los años venideros.

      Un abrazo

      • Ramon bonachi

        Gracias Tokki, siempre me gustaron las navidades, ocurren cosas como la de ayer, de vez en cuando, un abrazo.

      • LUIS ADONAY VENEGAS LEYTON

        Lindo relato que describes desde adentro.Te felicito porque tuviste la suerte de ver ese gran abrazo que por fin se dio y se vio. Reconciliación tan necesaria para reconstruir la familia.
        Gracias por compartir.
        Purenino

        • Ramon bonachi

          gracias a ti por tu comentario, es verdad es una suerte , casi un milagro lo que ocurrió, un abrazo.

        • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

          Ramón, me conmovió tu bella
          historia real.
          Que bueno que tu madre y tu tío se reencontraron.

          Un fuerte abrazo de amistad.

        • Evandro Valladares

          La navidad es magia, prodigio, bendición y siempre ese espíritu nos alcanza,temprano o tarde pero siempre llega. Conmovedora historia con final feliz. Enhorabuena.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.