Jhon Deivy Torres Vidal

BAILES DE CORRUPCIÓN (COYUNTURA POLÍTICA PERUANA)

Una vez de la vacancia salvado
lanzó promesas de humo
y ufano a bailar se puso
con sus pasitos de hartazgo.

El que no sabe de rumba
y el swing no tiene enchufado
también ignoró su tumba
que en un descuido ha cavado.

Como aquel viandante incauto
que brincando de alegría 
por un bache haber sorteado,
al torvo abismo caía.

¡Y notemos qué ironía!
el baile del indultado
secunda al del no vacado.
¡El 'baile del chino' afila!

Salvó su senil cabeza
bajándola hasta los fangos
de los viles negociados,
y ahí sí mostró destreza

Y una concha de espanto.
-"A defender mi honra he venido,
pues si de algo he pecado
es sólo de no ser prolijo".

Y a espaldas y por lo bajo
canjeaba con kenji, 'el hijo',
votos en el hemiciclo
por indulto dizque 'humanitario'.

¿Nos sorprendió en 'noche buena'
al soltar al sentenciado?
Lo cierto es que agrió la cena 
de muchos que vomitaron.

Ironías de la vida:
liberó al condenado
y se condenó, al indultarlo,
con un empeño suicida.

Ahora en caída libre ,
¿sólo aguarda el descalabro?
¿acaso será posible
que keiko pare la mano?

¡PPK, muy mal jugado!
ya no tienes esa carta
que guardabas bajo el saco,
ese as bajo la manga.

Inerme y desvergonzado,
vulnerable hasta la lástima
te tumbarán tantas marchas
de un pueblo que ya se ha alzado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.