wiro

El Yo Atrapado.

Y me encontré de pie, frente a la línea que divide mi cordura de mi locura, con la duda de cruzar o no cruzar o sin saberlo ya estaba en el otro lugar, ya estoy atrapado y en este mundo extraño en donde habita el yo interior, al que tengo amarrado, ese que pide a gritos un beso desesperado, ese que aparta los ríos, divide los mares por estar a tu lado, ese que sueña con el sonido de tu voz, este que se despierta con la sonrisa de tus labios, este, el yo interior al que tengo amordazado.

 

Y se da cuenta de mi presencia y como una fiera enardecida me clava su mirada fría, mi piel se congela con solo ver como se enfurece y avanza hacia mí, está listo, va a luchar por ti, está listo para reclamar su presencia ante ti, porque me tienes encerrado grita desesperado.

 

Le intento hablar, intento hacerlo razonar pero no entiende razón el solo entiende que en  su corazón hace falta tu amor, se me vuelve acercar, a cada paso que da se puede sentir el calor de su amor, como irradia ternura, como irradia dolor, como irradia locura y me quiebra el valor.

 

Y sigue avanzando, tendré que luchar, intentar detenerlo quizás convérselo, pero como convencer a quien está enamorado, quizás si le hablo de ti lo pueda calmar, y le hablo de tus ojos como brillan al mirar y le traigo los recuerdos de tu voz al hablar, de cómo suena nuestro nombre cuando lo quieres pronunciar y le hablo de tu piel que aun no he podido tocar, de tus brazos y de tu pecho en donde quiero reposar.

 

Le cuento que cuando caminas los árboles parecen bailar, te quieren seguir, a tu lado estar de sus raíces se quieren soltar, que cuando ríes un mundo puedes crear y que si lloras una estrella se puede apagar.

 

Lo he logrado otra vez, a la fiera domar, se ha calmado, está dormido, esta sedado de amor, suplicando por un beso desesperado, por un beso ensalivado, así estamos los dos por ti atrapados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.