AlexSeijas

Juegos.

Lo vi, allí frente a mi. Tan real, tan cerca. Acerco su aliento al mio y nos fundimos el uno con el otro, deseando que ese momento fuera eterno, vi sus ojos. Mieles, esos ojos que habia visto llorar, reir. Los ojos que tanto habia deseado que me mirasen tan y como yo lo hacia. Esos ojos que viven en mi imaginación pero sobre todo, esos ojos que eran dueños de mi corazón. 

Lo toque, lo senti. El era mio por ahora, por este momento su corazón y cuerpo eran tan mios como yo era suya. ¿Como recuperas algo que nunca habias perdido? No lo se, pero asi lo senti como si algo que se me habia negado tanto tiempo era entregado a mi como su legítima dueña.

 

Recorri cada parte de su cuerpo, contando y admirando cada lunar, cada mancha, cada imperfeccion que para mi era lo mas idilico, angelical y perfecto sobre la tierra. Sus labios, tan suaves se complementaban de manera unica con los mios. El era parte de mi hace ya mucho, hace tiempo reconocimos que eramos la mitad del otro, pero ahora estábamos unidos, tan literalmente como el mismísimo cielo es azul. Tan unidos, sintiendonos completos. Tan amados.

Es verdad. Te ame mucho antes de que los dos pensáramos lo mismo, en amar y ser amados.

"Eres mia" dijiste entre alientos.

"Siempre lo fui" Te respondi, me diste esa sonrisa sincera que tanto amo, y que ahora era unicamente dedicada a mi. 

 Soy tuya, y tu eres mio.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.