Dan Horruytiner

Yo ya no busco

Yo ya no busco eso que me hallaba buscando cuando me encontraba perdido,
es algo que no encuentro pero ya tampoco busco,
me he perdido en esta búsqueda incesante,
me he encontrado varado en un hasta de bandera naufragante.


Eso que buscaba era de tan alto menester,
que su significado dejó de tener paciencia con mi cordura, 
ya lo poco que podía mantener era la postura, 
el sabor inquietante de la amargura, en mi querer 
paseaban hojas secas en su sutil blancura.

Travesía entrañable lejana a la razón,
una ilusión fragante fumaba el corazón,
fuerzas mentales en cohesion brutal
¡Hay de aquella peligrosa expedición fugaz!

Ahora las batallas me son estériles,
el terreno entre victorias lábiles
me ha dejado una paciencia seca y escaldosa
como la muerte al enfermo que duerme en rosas.


Un vapor flotante en el cese al fuego 
se escabulle en mis papilas con sabor a ajenjo
Y en el retornable tiempo voy leyendo...

¡sólo quedan guerras frías y paz ardiendo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.