Hiram Garcia

El ángel en mi mente

 

Tormenta eterna en mi juventud que en aquel

Pasado mis manos eran fuertes…

Pues el día de hoy un ángel ha tocado a mi puerta.

 

Susurra que mi tiempo ha llegado,

Y que no hay nada que hacer;

Que no puedo llevarme mis cosas.

 

Que todos mis desvelos los dejo,

En bolsas…

Aquel ángel y su voz, no me dejan tranquilo.

 

Más solo dejo mi soledad, eterna

Y unos cuantos poemas regados al mundo,

Para así ser recordado aunque sea por un rato.

 

Materiales irreales que según en la vida he dejado;

Pero ese ángel me dejó algo muy claro en mi mente…

 

 

 

-Dejarás a todo el mundo tu recuerdo intacto.-

-amaste a las personas sin condición alguna.

Es cierto que tu afición de quedarte sólo fue solo tu elección,

Tendrás en mente que la vida solo fue tu suspiro selectivo.

 

 

 

 

 

 

Hasta hoy entiendo que viví lo que elegí…

Más no me arrepiento de nada;

Que no haya hecho en el pasado.

 

Pues no le hice mal a nadie,

Solo tomé el camino incorrecto,

Estar sólo y ser un ermitaño que en su juventud.

 

Lastimó a gran parte del mundo.

 

 

Comentarios1

  • Toqui

    Estar sOOOOOOlo y ser un ermitaño que en su juventud.



    Lastimó a gran parte del mundo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.