Luis Eugenio Pedraza Rodríguez

Esta tarde triste.

Esta tarde triste, sin motivaciones

sin otro estímulo que tu ausencia misma;

ésta misma tarde palidece el viento,

como si supiera que solo me encuentro.

Ésta tarde triste como que naufragan

los vuelos y el alma de quienes besamos

cada cicatriz para seguir viviendo.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.