diego leonardo

Menasalu

Y sal si no encontrara

El viento en el velo serpenteante

Gaviota

Velero 

Deliran mis atardeceres 

Entraño

Vacío

Rugiente

Rumiante

Reluciente frío

Y placer del ombligo

Que come pancoras

A la brasa una olla

Sin tortilla en las conchas

Que aderezaron los sentimientos más hondos

Sin demora

Profundos

Serenacta

Sentencia

Alveolos 

Vacíos

Aprezco de la lata con las manos que enderezo

Y entre el giro del jugo que salpica ají cocido

Y entre mis sonrisas

Habita el buda 

Quen sin presentirse

No juzga en presentarse

Dudar

Y lanzar dardos que volvieron con arena

Entre la mesa y los deberes

Estaban los dados

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.