Pablo R.

RECORRERTE...

 

Al fin te tengo en mis brazos
y comienzo a recorrerte
jugando con el deseo
con tu cuerpo y con tu mente.
Diciéndote palabras
con lascivia a tu oído
mientras beso tu blanco cuello
con pasión y atrevido.
Te tomo los cabellos
y los jalo suavemente
y comienzo a sentir tu cuerpo
lleno de deseo ardiente.
Desprendo los botones
de tu apretada camisa
con manos temblorosas
por el deseo y por la prisa.
Observo tus dulces senos
que erguidos se me ofrecen
y comienzo a besarlos
mientras el deseo crece.
Me deslizo por tu vientre
que se agita a mi paso
hasta llegar a tu pubis
punto álgido de tu regazo.
Te tomo por la cintura
y atraigo hacia mí tus caderas
que presurosas se entregan
y tu ritmo aceleras.
Nuestra respiración se agita
nuestros cuerpos se cubren de sudores
mientras los dos nos amamos
y probamos nuestros sabores.
Nuestros cuerpos estremecidos
ahora son un solo espasmo
ese temblar tan sublime
cuando llegamos al orgasmo.

-. Par



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.