Oliver Muciño

El Pozo

Ella no pudo quererme

Y yo no pude contener

las ganas de inundarme

y mucho menos entender

que de aquella agua que algún día

lleno mis pulmones de amor

hoy sólo algas

y demás cosas muertas nazcan

que me confunden al respirar

y que tanto amo

 

Hoy mi corazón

es un pozo sucio y abandonado,

en él recolecto hambre, gana, sueño,

y muero de amor todavía,

muero de nada.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.