Eligio Barriga

Un pétreo pasaje

Con el pasar de las aguas

con el rozar de los vientos

vi un corazón erosionarse

si no fuera el sol vitalizante

o una madrugada refrescante

el tiritante amor vislumbrante

se habría visto derrumbarse

cual arenisca del cretácico.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.