Leonardo Jose Martinez Aguilera

MANÍAS

Tú te acuestas

sin sacudir la cama.

    Yo no puedo.

 

Yo me levanto

sin doblar la sábana.

    Tú no puedes.

 

Sobre el tálamo que no miente,

tú exculpas mi día…

y yo,

    tu noche.

 

la paz nos arropa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.