fernandotorres2

CIELO DE LADRILLOS

Las teclas me miran

con su simpleza planetaria.

Hacen lo que quiero

con una simple pulsación de yemas.

Cuando no las toco burdamente

en su tripa de plástico

esperan sin rencor en su silencio.

 

Tan juntas las unas con las otras....

Tan grávidas de posibilidades

por ellas desconocidas....

 

Siempre formando

un ejército disciplinado

igual a si mismo,

cuya razón y voluntad

solo encuentran sentido

en las emociones que vivo.

 

Piedras pequeñas y resistentes

para cruzar el río de la soledad.

 

En noches como ésta,

cuando necesito

agarrarme a un teclado

para defenderme

de los aullidos del bosque,

siento su fuerza

(es cierto, la siento)

acompañar fiel

mi huida por la senda del hombre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Texi

    ¿Y quien dijo que el cielo estaba solo en las alturas?
    Un abrazo cordial

    • fernandotorres2

      Gracias por tu comentario. Otro para ti.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.