Miriam Castellanos

**Lucero de la Mañana**



La luz del cielo brilla en tus manos,

tan pura y nítida,

tan libre, tan dulce y amorosa,

puedo vivir en ese instante eternamente.

 

Madre tu sencillez y  dulzura derritió el hielo de mi corazón

y no pudo hacer otra cosa que dejar  brotar lágrimas de mis marchitos ojos,

lágrimas que desfilaron una tras otra sobre mis mejillas,

tan fluidas siguiendo el compás que les dictaste.

 

Madre enseñame a adorar a tu hijo,

Madre llena mi corazón de tu paz y sencillez, 

Madre  ayúdame a decir hágase en mi según tu palabra.

 

Autor: Miriam Castellanos

 

Comentarios2

  • JAVIER SOLIS

    Hermosa plegaria de reconocimiento y cariño a la madre de el salvador.
    Muy lindo.
    Con cariño
    JAVIER SOLÍS

    • Miriam Castellanos

      Gracias Javier por tu comentario. Un abrazo para ti.

    • angelblessing

      sentimiento desde el corazón.. un abrazo..



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.