MESTRA

RETRATO

Cargados de cansancio, estan mis ojos

de tanto ver ese retrato,

falto de aire mis pulmones

de tanto suspirar al querer pintarlo.

 

Al empuñar el pincel para pintar

hubo una quietud en el momento

tan solemne y sideral,

mi mente habia quedado 

en blanco por completo.

 

Como si yo me hubiera ido lejos,

pero aun seguía ahí,

entre la mezcla de colores de mi paleta

mi vista se habia perdido,

para cuando volvi en mi

mi cuadro habia nacido

de los trazos inconscientes

de mis sentimientos coloreados

detras de esa red de garabatos

habia pintado tu retrato

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.