Guillermo Contento

Sin Palabras

No hay palabra que cambien la tristeza

cuando se instala y no  te deja en paz.

Pero hay recuerdos, sensaciones, y certezas

que pueden ayudarte a despertar.

Si dejas que tu alma se marchite

escondida entre los pliegues del dolor

será muy  pronto la melancolía,

quien ahogue en su veneno al corazón.

Despierta y se feliz por lo que diste,

por lo que hiciste por aquellos que no están.

Despierta y  se feliz por lo que amaste

y  por los tiempos en que te dejaste amar.

No importa cuántas dudas te aparezcan

mil y una certezas siempre habrá.

Despierta en el color de la mañana,

en la vista de la frágil mariposa,

despierta entre las letras de una prosa

que juega  a ser poesía y no le da.

Disfruta la belleza de tu alma

la hermosa candidez de tu soñar,

y deja que la vida, que es tan sabia,

te enseñe a su manera a ser feliz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.