Tony Obando

Noche


Hoy miro la noche sin luna,
de vientos que soplan
violentos como la libertad,
donde los bichitos zunban
idilicamente enamorados
en un frenesi de melodias
siempre distintas y magicas,
como queriendo conquistar
a la brisa que rebolotea
sin piedad las copas
del guanacaste y del roble,
y que de ellos arranca las hojas
para que también estas
besen la tierra, y se pongan
entre remolinos a cantar.
Observo a un gato que pasa
con sigilo y paso lento va
detras de una luciérnaga
que por su inoportuno brillo
de la juguetona mirada felina
no conseguira escapar.
Hoy miro la noche oscura
de estrellas frias y timidas
en donde todo simplemente
me parece hermoso.
No sabes tu de mi locura,
me estoy quemando, más aún
cuando a pesar de tanta hermosura
no he logrado olvidarme de ti
por un momento.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.