Jorge Briceño

Me dijo:"No te enamores hijo, estas muy joven"

Cuando yo  estaba, y vivía con cierta certeza e ímpetu, 

hubo un hombre que con buena fe me recomendó:

"No te enamores hijo, estas muy joven"

Se lo agradezco de todo corazón, pero me río de tan vana receta y tan escaso amor.

Porque cuando me pongo a pensar en nosotros, me doy cuenta que ese sabio jamás te vió 

caminar descalza en la arena,

reírte en la oscuridad,

no te vió lucir los miles de colores que

en las mañanas acompañaban tus pupilas,

ni mucho menos,

supo que me sentí seguro cuando te hablé de mis temores.

Aquel, el sabio, jamás supo que el amor tenia pies y sonreía

 cuando dejaba de hacerlo  yo. 

Comentarios2

  • Patricia Aguilar

    Que bonito...

  • Lualpri

    Felicitaciones !
    Realmente bonito.
    Seguro que él no sabia.
    No me cabe duda de ello.
    Gracias.
    Lualpri



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.