Alberto Escobar

Miro arriba

 

 

 

Miro arriba.

Dos zapatos colgando de un cable
sobre mi cabeza.

Dos zapatos degollados en público
para escarmiento del que mira.
Dos zapatos-espadas de Damocles
que espero - de caer- no maten.
Dos zapatos-fotografías-metáforas 
de la decadencia que babea el
paso del tiempo.

Dos zapatos-obreros de injusto
jubileo al devenir inservibles.
Dos zapatos-madres de útero cóncavo,
que protegieron de la erosión a los pies
que les eligieron en un escaparate.

Dos zapatos-fantasmas que verán
- sin ver -
pasar toda la humanidad por debajo
(si algún desalmado no los desahucia
en un contenedor-ataúd).

Miro arriba...
Bajo la mirada. Me humillo.

Comentarios2

  • PERTINAZ PERTINZAS

    buen poema...para dejar pensando

    • Alberto Escobar

      Gracias por tu visita. Me gusta pronunciar palabras no dichas.

    • Jose Adolfo

      Dos realidades que desandan / dejan sus huellas / la memoria los delata / En cada barrio / unos cuelgan / otros ya no existen / han quedado descalzos los sueños

      • Alberto Escobar

        Tu comentario es una suerte de segunda parte. Gracias por tu inspiración. Saludos Don José.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.