Sanja Atanasovska

una bandada de pájaros blancos


Perdí mi equilibrio
Tenía un poco de alquitrán y enojo en mi alma
porque mi bandada de pájaros blancos rompió
porque, por cierto, los conocí
bueno, malo y maldito
y desaté los vientos del norte
Los dejo penetrar en el cuerpo del tercero
el que hizo volar mi rebaño con pájaros blancos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.