Poemas Potosinos

“Caos de corrupción y venalidad”

“Caos de corrupción y venalidad”

 

Me atrevo a asegurar que la mayor amenaza

que pueda aquejar a la humanidad

y que origina la gran gama de vicios y maldad,

tiene nombre y tiene identidad,

se llama corrupción y deshonestidad,

es decir, ambición por el vil metal.

 

La corrupción te roba con descaro

las medicinas para curar una enfermedad,

te roba el presupuesto para hospitales

que te presten servicio asistencial,

te roba el dinero para construir escuelas

y te niega una educación de calidad.

 

La corrupción es causa etiológica

que mueran en la miseria y la orfandad

tantos pobres, sin techo, ni alimentos,

y me permito con ello redundar,

que no se puedan vestir, ni alimentar;

en síntesis, putrefacción y podredumbre,

es la raíz de la infame injusticia social.

 

La corrupción, es sencilla y llanamente

o colocarse de espaldas o asestarle

un fuerte golpe a nuestra escala moral

de sanos valores y de verticalidad,

es transgredir nuestras normas y leyes

de los hombres y de la divinidad

 

La corrupción no es otra cosa

que odio al trabajo y a la creatividad,

la corrupción es la sucia alfombra

donde se revuelca la delincuencia oficial,

la corrupción es la viciosa peste

de descomposición de una sociedad.

 

La corrupción es desviación del erial

para financiar fábricas de armas y guerras

con el cuento que nos garantizan la paz,

y para colmo, lo más grave del caso,

es cohecho y es depredación ambiental,

la corrupción es robarle los sueños

a la infancia, robarle derechos y heredad.

 

Y corrupto es quien lo pretenda negar

quien hábilmente con verborrea mediática

se quiera escudar y justificar

pues poco le importan moral e integridad,

le importa más el envilecimiento,

el crimen, la perversión y la venalidad.

 

Por Hermes Varillas Labrador

 

1709                           05/12/2017

 

Disponible en: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10213185393723873&set=a.10211878729658088.1073741904.1066336291&type=3&theater

Comentarios3

  • estacadilla

    Cuantas verdades en ese escrito, cuán poco les importa el mal ajeno, pues son peor que el veneno, matando las voluntades y falseando los sentimientos de los que pasan calamidades.
    Un placer leerte amigo Hermes.
    Abrazos.

    • Poemas Potosinos

      Y lamentable tener que decirlo mi amigo Menesteo, cuando la situación es bastante apremiante es cuando afloran las que llamamos "verdades amargas" que enseñan a fuerza de golpes y tropiezos.... Sin embargo, no dejo de mirar con perspectiva justa hacia países como Nueva Zelanda, Dinamarca, Singapur, Finlandia, Suecia, Noruega ...., que no son superpotencias, pero sí modelos a emular en materia de transparencia y honestidad.
      En el caso de Venezuela supongo que compite ferozmente con Somalia por enarbolar la bandera del más corrupto del mundo... Si no aparece, es porque los jerarcas del régimen, ya han pagado una fuerte suma para que no le delaten ante el mundo como hicieron en materia de desnutrición y crisis de alimentos con la FAO hace unos cinco años.

    • Paloma P.P.

      Excelente poema lleno de verdades que he disfrutado leyéndote. Un abrazo amigo.

      • Poemas Potosinos

        Verdades aunque amargas, no dejan de ser verdades. Gracias amiga Paloma P.P. por leer y comentar.

      • JADE FENIX

        Lo peor, es que le embolinan la perdiz, a los inocentes, los mas necesitados, que van creyendo en ellos.
        Excelente en tus letras mi querido amigo.
        Un placer leerte.
        Un fuerte abrazo.

        • Poemas Potosinos

          Es la cruel habilidad del corrupto, amiga Jade, que se convierte en un ser despreciable y demagogo, y con esa infame habilidad hipnotiza a los más débiles de mente, de espíritu y de estudios... El corrupto es habilidoso para crear su rebaño de mansas ovejas y focas amaestradas para que le aplaudan sus fechorías y convaliden con votos su criminal ejecutoría....
          De vuelta mi abrazo cordial.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.