Lincol

PALPITA LA MAÑANA

PALPITA LA MAÑANA

 

Palpita la mañana

cuando se persigue una ilusión,

y ríe el corazón

mientras baila el río

porque su alma

nunca más volverá a pasar.

 

Palpita la mañana

cuando el sol besa la mar

y la mar saluda las playas

alborotando a las aves

listas a besar el cielo en un vuelo.

 

Palpita la mañana

y sonríen los labios

cuando el rocío se mezcla

en las entrañas de la vida

y el milagro continúa.


Autor. LMML.

Comentarios1

  • Mia Aragon

    Si la mañana palpita a si de eufórica seria encantador recibir sus latidos cada mañana sin limites
    saludo

    • Lincol

      Por su puesto que sí sería encantador recibir sus latidos. Cada mañana es un nuevo palpitar.

      Gracias por tus palabras y tu visita a mis letras estimada amiga Mía Aragon.
      Saludos cordiales a la distancia.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.