Carlos Justino Caballero

NUESTRO VACÍO INTERIOR

  

Llevado por la inocencia de ese niño, tan amado,

quise saber del escondite donde los hongos brotan;

más aun, buscar detrás del cerro otros enigmas

y encontrar los misterios del boscaje.

 

Saber cuáles son las dimensiones del silencio

y por qué lo ignoto no puede develarse.

Ese confuso entender que el nacimiento

debe ser al punto tiempo y muerte.

 

¿Por qué el amor no vive para siempre

si palpita en mi tacto su templanza?

Y el perdón… parece relativo si no lleva

implícito el amor. ¿Se ignora acaso?

 

Después de mucho discurrir por las intrigas

del ser de ese párvulo y sus hongos,

mi propia indagación fue inerte y vana,

y sólo pude concluir en la certeza…

 

del inmenso vacío que nos sitia.

 

 

De mi libro “De trazos del borrador”. 2017 ISBN 978-987-4004-51-2

Comentarios2

  • Jose Adolfo

    En esa dimensión de la inocencia nacen comprometidas respuestas / construimos el tiempo / nos damos al viaje existencial / Sólo los poetas saben hacer volar sus naves / los confines siempre alertas

  • Carlos Justino Caballero

    Mi gratitud por lectura y comentario.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.