argantonio

Un tirano

El tirano no es guerrero

en campo abierto

usa sus galas y

correájes en los desfiles

no se limpia sus propias

botas, ha segádo vidas

jóvenes en flor, como un

tractor en un jardín, como

un tanque en un huerto, él tira

no cumple con el precepto

dominical y tiene quien le

confiese sin rubor, el tirano

pequeño y el grande solo oyen

su voz, en sus impuestos siléncios

negocian sus futuros, por cada espacio

de tiempo, se cuentan tantos muertos.

 

Comentarios1

  • argantonio

    Pachuca primero perdón por un error de bulto los dos tiranos aquí mencionados no iban bajo palco sino más bien bajo palio los muy santos. A stroener niñas vírgenes al palacio presidencial para ser desfloradas.así era de devoto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.