Adrian Labansat

JUDAS ISCARIOTE

¿Acaso no he sido yo quien os elegí, a vosotros Doce? Juan 6,70.

Y cuando estéis orando, si tenéis algo contra alguien, perdonádselo, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone el mal que vosotros hacéis. Mateo 21:18–22

 

Tú, Judas el elegido para a que se hiciera según la palabra. Es tu estigma del traidor el espejo de la humanidad por los siglos, es tu acto los actos de la humanidad venidera.

 

Aquenio de traición

en flores ocultas

ovario de profecía

palabra fermentada de Dios

 

fue atormentado frío

olvidadizo de tibiezas

apresurado marchito

su garganta sierpe menguante

reseco aliento

infrutescencia fuliginosa

desplegada breva

que no llego a higo

 

Su maldición cayo arrebatadamente

encima de desmembradas hojas

mecido por el aire

germinó en la tarde

higuera inclinada

colmada de un cuerpo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.