Virginia I Rojas

Adiós

Hoy vine al lugar donde te conocí.
Vine para arrancar de raíz toda clase de recuerdos;
el de tus besos, el de tu sonrisa, el de tu mirada, el de tus caricias.
Vine a borrar todo,
vine para acabar con este sufrimiento de una vez.
Y aunque no quieras decirme qué es lo que pasó
qué fue lo fue lo que sucedió,
no voy a seguir torturandóme,
imaginándote,
siempre recordándote.
No, ya no más.

Vine al lugar donde nos sentamos,
donde nos tomamos de la mano,
donde nos abrazamos,
donde nos miramos,
donde me enamoré de ti.
Varias lágrimas cayeron de mis ojos,
y esas fueron las últimas que derramé por ti.
Estuve varios minutos recordando el día más hermoso de mi vida,
me daba golpes de pecho, por haberte perdido,
y me di cuenta que en realidad nunca te tuve,
nunca fuiste mío, pero yo sí;
yo te entregué todo de mí, yo me entregué a ti.
Pero ya no más, ya basta de sufrir, y sabes qué?
Te voy a olvidar, claro que lo haré.
Ya no te voy a retener en mis pensamientos,
ya no te voy a imaginar conmigo de nuevo,
ya no te voy a volver a suplicar en mi mente,
y ya, por fin, no te voy a mendigar amor.

Porque hoy estoy más fuerte que nunca,
porque hoy te voy a olvidar.
Porque hoy en ese lugar donde todo empezó, te borré de mi corazón.
Y hoy, te digo adiós.

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Amiga Virginia te adornas con la pluma que borda tus versos de hermosura..
    Un placer pasar por tu portaL
    El Hombre de la Rosa

    • Virginia I Rojas

      Un placer para mí su comentario.
      Saludos ♥

    • Jose Adolfo

      Se les acabó el amor de tanto usarlo poeta

      • Virginia I Rojas

        Sí, así es.

        • Jose Adolfo

          Huérfana de ti

          A cada instante
          detrás del recuerdo
          a un lado de los deseos
          en medio de la soledad
          frente al silencio
          estas presente

          Mientras
          se esconden el sol
          la luna
          huyen
          callan el llanto
          balbuceo ensordecedor
          de aflicciones
          angustias que gotean
          solitarias
          humanas
          huérfanas de ti poetisa



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.