Profano de coco

¡Qué sueño el de anoche!

¡Qué sueño el de anoche!

Estabas allí;

ahí donde descargo el día a día

allí donde te pienso

allí donde te sueño

estabas ahí.

Levantaba el telón debajo tuyo 

no era Romeo, no era Julieta

era espectáculo puro

atrás y adelante 

atrás y adelante 

levantando el telón envidioso de verme:

húmedo estaba.

Mi lengua hacia puente con la flor del telón

mis labios chocaban frente a frente 

con las regidas paredes

mis ojos se perdieron

subiendo la escultura viviente de tu cuerpo 

mis dedos tenían vida propia 

¡jugueteaban! 

Un olimpo, valhalla vivo del cielo 

mundo a mis pies 

todos y todas a mis pies

mi sed había sanado

¡estabas conmigo, estabas allí!

estabas... 

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Amigo Profano te adornas con la pluma que borda tus versos de hermosura..
    Un placer pasar por tu portaL
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.