Alben

Y si alguna ve...

Si el sol un día de sus rayos nos privase?

Qué dará luz y calidez a mi existir?

Cómo he de hacer para la sed saciar en mí?

Si de repente se secan los manantiales?

bça

Quién dará a mi alma la armonía de sus trinos?

Si de pronto ya no existieran más las aves?

Y si amanece un día y no existen rosales?

En qué hallaré su perfume y su colorido?

bça

Si ya la luna no surgiera en lontananza?

No habrá en mis noches el embrujo ni el romance?

Y si me niega el mar su brisa y su oleaje?

Con qué suplantaré sus cantos y su danza?

bça

Que me disculpe la madre naturaleza

Si no me turban sus posibles negaciones.

En ti hallaría yo todas sus bendiciones,

En tu belleza, tu ternura y tu nobleza.

bça

En tu mirar la luz de mis noches y días.

En tu abrazar calor para mi cuerpo y mi alma.

En tus palabras mágica poción de calma.

Y en tu besar fuente infinita de  ambrosía.

bça

En tu cabello los aromas de mil flores.

En tu cadente andar la danza de las olas.

En tu sonrisa la luz tenue de la aurora.

Y tu vivacidad hará mis días mejores.

bça

Qué puedo más pedir teniéndote conmigo?

Aún si no tengo el mar, las flores o la luna?

De cuantas cosas quiero, no falta ninguna,

Aunque no tenga nada, si es que estoy contigo.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Cuanta ambrosia, en tu amor, ni la madre naturaleza puede suplantarla !
    Un muy bonito poema has hecho. un cordial saludo paa ti.-

    • Alben

      Gracias, amiga..!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.