Josefina 46

AUTORRETRATO


Llegué al mundo
un dos de septiembre
cuando declina el estío,
cuando la luna se baña en el río
y asoma el otoño de marrón vestido.
Mi infancia son recuerdos
de un barrio de luz y colorido
a orillas del Turia de plata
donde se dan la mano
los hijos de la raza,
arte, sabiduría y templanza.
En belleza no soy musa inspiradora
pero sí lo que se dice de buen ver...
y Cupido me diera con sus flechas
siendo una inexperta quinceañera.
Adoro la pintura y las letras
y la belleza de cuanto me rodea,
más aborrezco lo que se destaca
levantando a su paso la marea.
Desdeño a los que crean razones
para justificar sus malas acciones,
y a los que se sienten dueños del mundo
haciendo de él un duelo profundo.
Soy generosa, sensible y romántica
con mi pluma voy derramando el alma
para todo aquel que con estilo y calma
sepa leer en mis humildes estrofas.
Y cuando llegue el silencio
en la doliente madrugada
le brindaré una sonrisa
y lentamente y sin prisa
me fundiré con la nada.
Fina


Nacistes en una tierra
toda llena de encantos,
de risas y de cantos,
de plata oro y marfil,
por eso lo bello en ti,
solo se ve en la Argentina,
donde crecio la semilla
que tu madre sembro alli.
David (El poeta de fuego)


Dios te esculpió en sus manos
Como joya de valor incalculable
Bella, excelsa y admirable
Que hace de ti una diosa
Que con su rima y con su prosa
Describe de manera preciosa
Sus recuerdos y sus querencias
Que son parte de la escuela
Que te formo como poetiza
Poetiza ser incomparable
Que con sus versos le da realce
A todo lo que es creíble
Llenando de lindos matices
A todo lo que llevas guardado
En tu corazón enamorado
De lo puro, genuino y grandioso
ENEIDA JOSEFINA BRAVO REALZA
POETISA DE JESUCRISTO
EL BAÚL-VENEZUELA
29/11/2.017
06:35 a.m



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.