Esteban Mario Couceyro

Ocaso



Soy según creo

un sensible tardío

que desnuda su alma

en la puerta incierta

del final de su vida.

 

Ignorando si esa puerta

es del infierno

..

o lo que es peor aún

la del paraíso.

 

Trato de comprender

ya no todos

..

solo algunos asuntos

relacionados al vivir

y a eso del morir.

 

Viendo los atardeceres

tornar en colores

naranjas

para quedar en ese

azul profundo

negro

como el cerrar los ojos

pienso en la música

que la siento lejana

al compás del piano

y ese largo lamento

de los violines.

 

Sentado

en el sillón

voy escribiendo

estas letras

en el infinito blanco

mientras te recuerdo

en la orilla del mar

riendo

tan joven

hace tanto tiempo ya

...

y no puedo regresar.

 

Comentarios5

  • Jose Adolfo

    Incertidumbres entre dos momentos de la vida / El recuerdo pendular de esos amores que aún perviven en el cofre de los secretos / Siempre la humanidad anhela regresar / misterioso el tiempo se interpone / Los caminos se van desvaneciendo con los ocasos poeta / Feliz día Esteban /

    • Esteban Mario Couceyro

      Cierto José Adolfo, pero siempre asiste la posibilidad de birlar el tiempo, como si hojearamos un libro por el medio, sin atrevernos a las últimas páginas del desenlace...
      Un abrazo fraterno.
      Esteban

    • Tokki

      Vivir por encima y dentro de los recuerdos, vivir.

      Saludos afectuosos Esteban

      • Esteban Mario Couceyro

        Es confuso, el vivir el momento de forma primaria, o en los recuerdos como ser pensante. En algún momento se confunden los tiempos y se transforman en nuevos hechos, posiblemente situados en el futuro...
        Un saludo
        Esteban

      • El Hombre de la Rosa

        Muy hermoso y grato tu genial poema estimado amigo Esteban...
        Un placer pasar por tus letras...
        Un saludo de amistad...
        El Hombre de la Rosa

        • Esteban Mario Couceyro

          Tu visita, es grata y el tema es afín a nuetra edad y su cuestionamiento.
          Un abrazo.
          Esteban

        • Martín Raviolo

          La melancolía de tiempos idos, y la angustia asumida de la inexorabilidad del tiempo.
          Soy uno más en el ocaso.
          Tocante tu poema !
          Un abrazo

          • Esteban Mario Couceyro

            Somos varios en ese camino..., si te diriges hacia allí, te acompaño...
            Un gusto conocerte.
            Esteban

          • Beatriz Blanca

            Al transcurrir los años y ser sensible, llegan pensamientos llenos de incertidumbre y nostalgia que torturan el cerebro. Mejor dejar que fluya y hable el tiempo.
            Un poema con profundas dudas y oscuridades que se abren paso entre arrugas.
            Me está costando entrar a la página tengo que hacer arreglar la computadora pues, está demasiado lenta y aveces no logro resultados. Espero estar mañana, pero, no sé.
            Te saludo con un abrazo incierto, ¿qué pasará? La computadora lo dirá.

            • Esteban Mario Couceyro

              Quizá la computadora, tiene más arrugas que nosotros...
              Que bueno estaría poder reseteranos el cuerpo y así funcionar como nuevos otro tanto..., te aseguro que la computadora tiene algunas semejanzas, lástima que los médicos, no son como los técnicos en computación...
              En realidad, somos un poco más complejos.
              Tengo la fortuna, que mi hijo, entre materia y materia (eso me dice), me la deja como nueva (en realidad, me sale más caro que un técnico, pero es mi hijo...).
              Que la máquina resucite, en un derroche de ligereza y pueda llegar este buen saludo.
              Esteban



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.