J. Montenegro

Merisemedes

Hoy lo he visto, lo he escuchado.

Su maullar único,

Es el Rey de los gatos.

 

Con una corona de lana, bebía leche tan blanca como su pelaje

En una copa dorada.

Bebía el Rey de los gatos.

 

Sus felinos súbditos, en bandejas de plata

Le servían sopa de ratón.

Menudo manjar, maulló el Rey de los gatos.

 

Hoy lo he visto, lo vi maullar.

Lo he escuchado junto con sus súbditos cantar.

Blanco como la leche, de ojos amarrillos como el sol.

Lo he visto y lo he escuchado hablar.

Al Rey de los gatos.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.