José Cascales Muñoz

Tu amor de noche y de día

 

Muchas veces en esta vida varias rosas me he encontrado, algunas eran lindas, hermosas y perfumadas y poco a poco en mi corazón sus espinas se clavaban hasta perder la razón, pero por mucho que he sufrido al pasar por un rosal a sus rosas he aborrecido.

 

Son muchas las rosas que renaciéron también en mi caminar, con bellos colores y su piel tan suave como el mejor felpudo que mis manos han acariciado, me dan vida y calor al olvidar tiempos pasados si fueron malos o buenos.

 

Dulce y tierna como la miel, cuando nos abrazamos y besamos, nuestros cuerpos vibran en silencio, con luz o en la oscuridad nos amamos, nuestros cuerpos de pasión arden cuando unidos estamos, el tiempo volando pasa y nosotros seguimos sin parar en ninguna estación.

 

Solamente con mirarnos a los ojos sabemos lo que deseamos, solo amor y ternura, cariño y comprensión, tu cuerpo es pura armonía, tu boca calma mi sed y tus pechos al almohada donde mis sueños reposan hasta llegar la mañana.

 

Pintura de Garmash Michael & Inessa

 

© José Cascales Muñoz
Reservado todos los derechos.
21 de Noviembre 2017

Comentarios1

  • yines

    siempre la rosa mas bella tiene largas espinas pero no por eso dejan de ser bellas aunque el amor duele no hay que dejar de amarlo. me encanto leerte. mi amistad y respeto

    • José Cascales Muñoz

      Muchas gracias Yines, encantado de leerme y de tu amistad, un abrazo desde Sevilla !!!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.