Felipe Romeo

BRINDIS PREPARADO PARA UNA REUNIÓN INFORMAL ENTRE AMIGOS

En mi vida

he bebido

en honor a lo vivido.

 

He bebido de nervios

de ansias.

Las fragancias

de más de cien mujeres

he bebido.

 

He olvidado

lo divino

de beber enamorado.

 

He bebido con dolor

por carencia y con enfado.

 

Recordé con la bebida

vicisitudes del pasado,

he bebido por la muerte

de un amor equivocado.

 

Por el paso del tiempo, he bebido,

bebí por los años cumplidos.

Un día morí bebiendo,

bebiendo finjo estar vivo.

 

En jolgorios

cementerios

fiestas de guardar

en otoños

en inviernos

he bebido, a mi pesar.

 

Bebiendo no reculo

la elección de mi bebida

cuando bebo todo cálculo

tiene su exacta medida.

 

He bebido

de pechos

de cuellos

de copas y botellas.

He bebido por, con

y para muchas de ellas.

 

Más allá del propio límite

del deseo

del placer

de los besos del diablo

de unos labios de mujer

he bebido

he soñado

con beber

y con fumar.

He bebido y he fumado

para dejar de pensar.

 

Le pregunto, mientras bebo,

al destino por su causa.

Me he bebido mis principios

sin un fin

sin pausa.

 

He bebido

en noches largas

plenas

de luna plateada.

He bebido noches enteras

mi ser

la misma nada.

 

He pretendido al beber

que algo suceda.

He bebido

para que la vida ceda

un poco,

para no volverme loco

cuando menos solo esté.

Y, confieso, he aprendido

que, en momentos como este,

botella y media de vino

supera a tres tazas de té.

 

Es por eso

que hoy brindo

levanto mi copa

por debajo de esta ropa

ser un héroe

por la gloria

por los besos

los rechazos

y los libros!

Levanto mi copa

y brindo por la libertad!

Por la insulsa opacidad

que cierta gente porta

por su falta de alma.

Brindo por las personas que, con fuego en el pecho,

se le escapan a la calma.

 

Brindo por el juego

por la cruda sexualidad

con memoria marchita

y dientes manchados

brindo porque con cada trago

se hace fuerte una amistad.

 

Brindo

Bebo

Brindo

bebo y vuelvo a brindar

porque esta muerte

llamada vida

si no es bebida

no se nos da.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.