yines

UN FRÍO AMANECER

UNA NOCHE FRÍA Y TACITURNA, CON UNA TAZA DE TÉ ENTRE MIS MANOS COMO COMPAÑIA, TOMANDO SORBO A SORBO TU AUSENCIA.

 

TRATANDO DE INALAR TRAS LA BRISA SUAVE TU OLOR, INTENTANDO ESCUCHAR CON EL CANTO DE LOS ARBOLES QUE LOS MECE EL VIENTO TU VOZ QUE ME DICE COMO TE EXTRAÑO AMOR.

 

ES EN ESE INSTANTE QUE QUISIERA TENER ALAS Y VOLAR A TU ENCUENTRO DEJANDO SEDENTARIO LAS AGUJAS DEL RELOJ Y FUNDIR NUESTRAS ALMAS EN UN ABRAZO CON TOTAL FRENESÍ SIN IMPORTARNOS SI HAY GENTE DEREDOR.

 

CONSTRUIR UN MUNDO MÁGICO PARA DOS DONDE SOLO SEAN TESTIGOS LA NOCHE FRIA, UNA TAZA DE TÉ Y DIOS.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.