Luisgarcia30

Playa

A María José y a Miguel

 

El atardecer se une al cielo,

azul oscuro

 

La niña juega con la arena

al vaivén de las olas.

 

El viento coquetea con el espigón

y la luna tímida se asoma,

a saludar a las palmeras,

a dibujar castillos plateados en el aire.

 

Y la sabiduría a mi lado brota,

en un silencio sostenido.

¡En los ojos se os ve, queridos abuelos!

Comentarios2

  • Tokki

    Precioso poema
    Felicitaciones
    Saludos afectuosos

  • kavanarudén

    Delicado y hermoso
    Nobles sentimientos que aflora en tu escribir.
    Un placer leerte
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.