el silencio del alma

Maldita soledad


Maldita soledad que me acompañas en mi caminar que cada día te aferras estar con migo.
Maldita soledad que te has echo mi compañera en este caminar en este caminar que es tan dificil y es mi agonía.
Maldita soledad que conversas y me abrazas en esta noche llena de tristeza y dolor en mi corazón vacío.
Maldita soledad que sigues mis pasos a donde valla con mi amargura que llevo dentro y se adueñado de mi existencia.
Maldita soledad que me atormentas y no me dejas ser feliz por que te empeñas hacerme sufrir .


Digna que apareces sí la noche calla
Sola y muda, mis poros huelen tu silencio
Quiero pensar en ti, ya que nos tenemos
Y somos tu y yo para el recuerdo.
Soledad soledad no me dejes ya solo
No. No con la garganta despegada de canciones
No con el alma pegada a tu hueso
Soledad, no me quites la ausencia
No te marches sin mí



Comentarios1

  • Carlos Hector Alvarez

    Pobre soledad mía , espero no te afecten los epítetos maldicientes, son para otras soledades menos complacientes, tu eres mi compañera más querida, me haces ver quien soy realmente como un espejo resplandeciente que devuelve mi imagen tal cual es. Gracias a tí puedo escribir sin impertinentes que perturben mi soñar.

    • el silencio del alma

      Hola Carlos es un placer leer sus francés hermosas



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.