YO CLAUDIO

SI ME DEJARAS.

Me tiemblan los labios 

por volverte a besar,

me tiemblan las manos 

por volverte a tocar.

 

Si mañana me dijeras, que ya no me quieres

sería tan grande el desespero,

mi corazón desesperado, agonizante

en un cuerpo devíl y maltratado,

por una mujer que se a burlado de 

mi amor limpio y sincero.

Como me duele el alma,

de tan solo pensar en ello,

como me duele la carne

que se desprende del hueso

como se pierde mi aliento

en cada respiro que se va,

que se aleja de mis adentro

secando mi garganta y

doblando mis rodillas y mis manos 

sin fuerza se doblan como el latigó

que a dado un castigo y allí queda tirado

como mi cuerpo perdido y enamorado.

Mi llanto enloquecido 

se queda prendido en mis ojos 

mis mejillas enrojecidas 

por el dolor que me as causado

mi vos no es mi vos por que 

me olvidado de hablar y no 

he podido nombrarte para que me 

devuelvas el amor que me as quitado

del alma, del corazón y como un niño 

llorando por haber perdido 

lo mas bello que me había entregado Dios.

 

 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.