Raúl Cotino

Tú,tú,tú y tú es lo único que tienes en la cabeza,

el sofá y la cerveza.

Te daba igual que se hundiera la fragua,

y nos fuéramos a ahogar.

Te daba igual que se hundiera la fragua,

tú, no pensabas remar.

Cuando la gente se da cuenta de que palo vas,

la intentas cambiar.

Muchas veces lo he intentado 

pero no vas a cambiar,

al finál del día solo una cosa vas a buscar,

el mínimo movimiento y la máxima felicidad.

Que no me parece mal, pero yo, no lo comparto.

Prefiero darle la mano al que me apoya como un hermano

y no darle la espalda cuando más lo ha necesitado.

Comentarios1

  • kavanarudén

    Profundo sentir.
    Tu escrito es grito, es lamento. Desgraciadamente hay personas que no cambian, si ellos mismos no quieren cambiar y es mejor alejarse, para no sucumbir, cuando la fragua va a pique.
    Un placer leerte.
    Aprovecho la oportunidad para darte la bienvenida a esta gran familia del alma. Estoy a la orden para cualquier cosa, cualquier duda, solo contactarme.
    Un abrazo desde Oliva.
    Kavi

    • Raúl Cotino

      Muchas gracias kavi.
      Me alegra ver que hay gente que lee mis poemas, gracias también por la bienvenida me alegra ver que está bastante activo este blog.
      Un cordial saludo desde Mislata.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.