Mario Largaespada

El Amor Es Un Juego Perdido.

Perdí las instrucciones del juego,
obvié ciertas reglas del corazón
y pieza a pieza fui perdiendo ego
y fuego por tu adicción;
y luego termine perdedor sin
alguien con quien jugar al amor
así de bien en complicidad y apego.

Perdí lo acepto, y no soy apto
para empatar tus cartas ni mucho
menos la trampa de tus besos,
y lucho porque el juego inicie
desde cero, o desde el primer
te quiero que nos beneficie
el tablero sin límite a perder
de hecho.

Pero el amor es un juego perdido
basado en cuando el primer jugador
que olvide termine ganador, y como
premio haberse ido sin sentido.

Comentarios2

  • Montevidiosa Natalia Pias

    El amor es una bendición del alma.La adicción una enfermedad .Se cura con el mismo amor hacia dentro.Muy sentido .Saludos desde el sur.

  • ZULUALDNA

    Juega otra partida...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.