Dixon Calvo Cespedes

Un día antes de amarte

Bonita, esta tarde
Haré el mayor de mis esfuerzos
Por no morirme sin hacerte una poesía
Que no suene a presagio,
Serte fiel a vos en los principios
Inequívocos de la inmensidad
De esta sed que tengo,
De verte y sentirte
Con las manos blancas
Gritando: soy humana.

La cuestión es que estoy fallando,
Es eso, como en todo,
Es tan difícil definir caricia
Sin nombrar al amor,
Tengo tanto que mirar más allá del sol,
Ya sea una luna o una nueva vida,
Morirme de sed no es opción
Si tu cuerpo es agua viva.

Bonita, esta garúa me recuerda
Tus ojos,
Al pasado cielo tuyo
Donde estando lejos de mi suerte
Yo vivía presente, vos futuro,
Oh bonita,
Que tan lejos se siente
La muerte en tus labios.

El asunto es más complicado
Este clima donde estoy sembrando
Tanta poesía, es una tormenta
Hecha de arena,
Y tus pies son de palmeras
Esto de cumplir promesas
Un día antes de amarte
Es difícil,
Como rozarte el cabello
Y que no me tiemblen los pies.

Ay bonita, son tan lentas
Las mañanas y tan cortas las noches
Que estoy seguro voy a romper
Todos los relojes
O esconderlos de tus ansias,
Todo esto es tan extraño
Que siento sobrepasa hasta lo invisible.

Y te cuento, bonita, mengana
Que si me muero hoy o mañana
A pesar de mi esfuerzo
Y las conjugaciones inequívocas
Empleadas
Siempre te hice una poesía
Que suena a presagio
A un futuro donde tus entrañas,
Aunque sea un día antes de amarte,
Van a gritarle a mi oído:
Soy humana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.