A. Martinez

El beso.

Sabes al ultimo beso
al primer paso del viaje de ida
hueles a ultima palabra
de la despedida
la que nadie sabe
porque nadie dijo
colgando estamos del abrazo
abierto y oloroso
como una interrogante
grabados por aquel espejo
y el humo final
cuando ese viejo viento
apago las velas
que te esperaban
que nos esperan aún
con su luz de mar dormido
quedamos encerrados
en una botella de vino
y una sábana doblada
con el amor clamando
por salir de un libro
que de mis manos fue
hacia tus ojos fijos
fue el amor que fue
completo e infinito
es el amor que es
dichoso en su distancia
aguardando todo el fuego
como el pan dormido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.